07/11/2023

Salud

Investigadores informaron que un hombre con Parkinson volvió a caminar gracias a un avanzado implante tecnológico

Un hombre en un estado avanzado de la enfermedad de Parkinson recuperó casi totalmente la capacidad de caminar gracias a electrodos implantados en su médula espinal, informaron ayer los investigadores suizos que desarrollaron el tratamiento.

El paciente, un francés de 62 años identificado como Marc, sufre la enfermedad de Parkinson desde hace aproximadamente 30 años, y al igual que más del 90% de las personas con esta enfermedad en estado avanzado, tiene grandes dificultades para movilizarse debido a episodios de congelamiento.

Si bien aún se desconocen muchos aspectos de la enfermedad de Parkinson y tratar estos síntomas resulta difícil, cuando surgió la oportunidad de someterse a una cirugía invasiva en Suiza con el objetivo de resolver el problema, Marc decidio asumir el riesgo, algo de lo que no se arrepiente. Gracias a la intervención "ahora puedo caminar de un punto a otro sin preocuparme por cómo llegaré ahi", reconoció ante la prensa internacional.


Para lograr esto, el equipo suizo de investigadores implantó un sistema complejo de electrodos llamado "neuroprótesis" en puntos claves a lo largo de la médula espinal. "Desarrollamos una neuroprótesis que redujo los problemas de marcha, los problemas de equilibrio y la congelación de la marcha", dijo el equipo liderado por la cirujana Jocelyne Bloch y el neurocientífico Gregoire Courtine.

Ambos ya habían logrado un avance utilizando implantes en la médula espinal que permitieron a pacientes parapléjicos caminar nuevamente y su última investigación, publicada en la revista Nature Medicine, funcionó según el mismo principio.

En los pacientes con Parkinson, la señal del cerebro se ve afectada por la progresiva desaparición de las neuronas que generan la dopamina, que es un neurotransmisor.


Por este motivo, la neuroprótesis tenía que asumir el papel del cerebro al generar una estimulación en el momento adecuado, de modo que el movimiento resultante se corresponda con los deseos del paciente.

"La idea es medir los movimientos residuales, es decir, la intención de caminar, con pequeños sensores que se encuentran en las piernas", dijo Courtine. "Gracias a esto, sabemos si la persona quiere oscilar o detenerse, y podemos ajustar la estimulación en consecuencia", agregó el investigador del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Lausana (Suiza).

La neuroprótesis fue probada primero en primates y luego implantada en Marc, quien la utiliza durante aproximadamente ocho horas al día desde hace casi dos años.


Como la enfermedad afecta a los pacientes de diferentes maneras, el equipo suizo amplió su experimento a un grupo de seis enfermos de Parkinson.

"Este es un procedimiento bastante invasivo, pero podría ser una tecnología revolucionaria para ayudar a restaurar el movimiento en personas con Parkinson avanzado", concluyó David Dexter, director de investigación de Parkinson's UK.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Educación

10/07/2024

Educación

Educación

Cultivando emociones: la charla inspiradora de Begoña Ibarrola sobre educación emocional

En este evento, Ibarrola abordó la importancia de la educación emocional en el desarrollo integral de los niños y jóvenes, ofreciendo una visión profunda y práctica sobre cómo educar desde el corazón. La vidriera

Subscribite para recibir todas nuestras novedades

  © 2024 THE WIZARD AGENCY S.R.L. | Desmarcarte.com | Av. Belgrano 863, 4 Piso A, C.A.B.A.